Blog Kuepa / MODALIDAD ONLINE

Rompiendo mitos sobre la educación virtual

¿Qué piensas cuando oyes hablar de educación online, cursos virtuales, programas a distancia?

¿Qué piensas cuando oyes hablar de educación online, cursos virtuales, programas a distancia?. De pronto se te vienen a la cabeza cosas buenas, otras no tanto o de pronto la mente se queda en blanco. Y es normal porque hemos crecido en un sistema tradicional de educación en donde lo presencial es el método tradicional y camino a seguir más común.

 

Por eso, en la entrada de hoy en nuestro blog, queremos poner sobre la mesa diferentes mitos que se han creado alrededor de la educación virtual que pueden ayudarte a construir una opinión sobre esta metodología:

 

- Los programas online deben ser gratis o más baratos: Muchos cursos por internet son aburridos, desactualizados, con contenido que se repite y se repite durante años sin adaptarse a la época que estamos viviendo, y que terminan siendo una compilación de documentos en PDF o presentaciones en PowerPoint. Estas son algunas de las razones que no permiten entender su valor. Pero si concebimos la educación a distancia como lo hablamos en El verdadero significado de una clase virtual”, con elementos que usamos en Kuepa como inteligencia artificial, clases en tiempo real, interacción de dos tutores con los estudiantes, poder ver el avance en tiempo real, entre otros, el precio cobra sentido.

- Poca exigencia: En los programas virtuales se necesita disciplina, compromiso y autogestión, y así como en la educación presencial hay unos logros trazados que se deben cumplir al final del proceso de aprendizaje. No es lo mismo estudiar desde un salón de clase donde tienes unos horarios más estrictos, un profesor que te guía permanentemente, a estudiar desde tu casa donde crear una rutina es un gran reto, donde se presentan muchos distractores y el rendimiento termina dependiendo de ti cien por ciento. De esta manera se necesita de exigencia para lograr un rendimiento y ritmo igual o mayor que un ambiente presencial tradicional.

- Tiene mejor reputación estudiar de forma presencial: Tener un título de un programa virtual es igual de valido que uno presencial. Por ejemplo, hoy en día las grandes universidades del mundo como Harvard, Massachusetts Institute of Technology - MIT -, Arizona State, Stanford y Wharton tienen oferta de sus programas en modalidad presencial y online, inclusive sus programas de especialización y maestría suelen tener mucho mayor número de estudiantes en la modalidad online.

- La educación a distancia es de baja calidad: Dentro de la oferta de educación virtual se encuentran numerosos programas que cuentan con la resolución respectiva del ente encargado de cada país. Los programas online deben seguir los mismos parámetros que un programa presencial en cuestión de contenidos y objetivos de las lecciones. Además cuentan con una ventaja sobre la educación presencial y es que repetir una clase está a unos pocos clics de distancia, lo que permite a los estudiantes mantenerse al día en sus objetivos.

- Las personas que estudian virtualmente tienen dificultad para conseguir un trabajo: Para los reclutadores de las empresas este tipo de formación es válida y relevante, lo importante es demostrar las habilidades, experiencia y competencias para el cargo. Tener un título de un programa a distancia no es menos que uno presencial.

- Se deben tener conocimientos altos en tecnología para hacer un programa online: El estudio a distancia se hace normalmente a través de una plataforma, para la cual solo se necesitan conocimientos básicos en algún tipo de dispositivo móvil como computador, celular o tableta. 

 

Así pues, al darnos la oportunidad de discutir sobre los mitos que se han creado alrededor de la educación virtual podemos descubrir las posibilidades que se encuentran en este mundo. Un mundo que poco a poco, no solo por coyunturas como las actuales, toma más fuerza como un camino igual de importante que la clásica metodología presencial. La educación en línea tiene el poder de llegar a más jóvenes y adultos, incluso en rincones apartados de las ciudades, y se adapta a diferentes estilos de vida como los deportistas, artistas, personas en condiciones de discapacidad o que simplemente por diferentes razones les cuesta desplazarse a un colegio o universidad. 

 

Creado 2020-06-03 15:05:08